Casualidades Matéricas

Nauart, Barcelona. 2012

 

La exposición propone el diálogo entre la obra de tres jóvenes artistas, dos de ellas catalanas, y una chilena. Manteniendo la línea de trabajo personal de cada una, proponen un diálogo en el que las conexiones parten de la casualidad para convertirse en una búsqueda intencionada.

Se muestran diferentes soportes (fotografía, pintura e instalación), cada uno con esencias, orígenes y texturas diferentes, pero que generan un espacio en el que todo se convierte en luz y materia.

Catalina Valenzuela es chilena. Su trabajo deambula entre distintas técnicas y disciplinas, como el dibujo, la pintura y la fotografía, buscando representar el paisaje y nuestra percepción de este. Mediante la luz, el color y el espacio, busca generar atmósferas que evoquen el potente silencio de la naturaleza. Maria Coma es una joven artista de Barcelona. Desarrolla sus proyectos artísticos mediante la fotografía donde intenta crear escenas de misterio y simbolismo. Las figuras y el espacio se reunen para crear una narrativa de luz y color. Natalia Giné es también de Barcelona. En su trabajo se interesa por el diálogo entre el individuo y el espacio que ocupa, más allá de la funcionalidad más immediata. Trabajando alrededor de la idea de ocupar, medir y trasladar el espacio.

Las tres con una trayectoria muy prometedora, se encuentran un momento creativo muy intenso y personal. Y a la vez nos muestran la capacidad de construcción de un discurso más complejo y extenso entre ellas.